Los problemas cardiovasculares

La principal causa (una tercera parte del total) de las muertes registadas en el planeta son las enfermedades cardiovasculares. Sólo la prevención activa puede reducir un problema que genera anualmente en Europa 2 millones de muertes y 200 mil millones de euros de coste para el sistema sanitario.

Muchos de estos fallecimientos se podrían evitar reduciendo el tiempo de diagnóstico. Pero la rápida detección y actuación ante un problema cardiovascular es esencial no sólo para reducir la mortalidad sino también las secuelas de estos episodios.

Disponer de una herramienta de diagnóstico precoz supone contribuir a mejorar la salud de la población; las ventajas sociales y económicas son pues muy grandes.

El electrocardiograma (ECG) es una prueba diagnóstica muy completa que evalúa el ritmo y la actividad cardíaca a través del registro de la actividad eléctrica del corazón, realizada frecuentemente bajo prescripción médica en hospitales o centros de salud.

Actualmente existen dispositivos con software de interpretación, donde es difícil introducir las caracteristicas de la persona que pueden diferenciar las características y respuesta del sistema cardiovascular del paciente. Estas limitaciones tanto en las particularidades como en el diagnóstico pueden dar lugar a respuestas erróneas. Para poder extraer toda la información que un ECG nos muestra, e interpretar correctamente todos los matices es imprescindible la experiencia y conocimientos de un cardiólogo especialista.

© 2018 eBeat       todos los derechos son reservados